No duermas para descansar, duerme para soñar porque los sueños están para cumplirse (Walt Disney).

Hola a todos

Quiero aprovechar este post para presentaros nuestro nuevo reto. En esta ocasión el objetivo diferente a lo hecho hasta ahora, y es que por primera vez vamos a intentar conseguir algo directamente a Eugenia. El objetivo marcado es conseguirle un coche adaptado en el que se pueda desplazar más cómoda en sus visitas a los médicos o cuando vayamos toda la familia juntos.

El plantearnos este reto no significa que vayamos a olvidarnos del resto de niños, ni mucho menos. Nuestra propósito es seguir organizando los mismos eventos y con los mismo objetivos que veniamos haciendo hasta ahora: fiestas, mercadillos, vuestros retos… Este reto lo vamos a realizar en paralelo para sacarle una sonrisa a Eugenia y por qué no decirlo, también a Paula.

Los que habéis visto a Eugenia últimamente coincidíais en la misma frase “madre mía que larga y que mayor está”. Gracias a Dios cada día está más grande (y guapa), y manejarse con ella cada vez es más complicado, sobre todo moverla de la silla al coche, por eso vamos a intentar que el día a día de las dos (Eugenia y Paula) sea más cómodo.

Como es un reto muy ambicioso lo vamos a dividir en “dos etapas”, para cada una de las cuales nos vamos a marcar un objetivo individual, de manera que alcanzando las dos podamos llegar al objetivo final. Las dos etapas que nos hemos puesto son:

  • Primera etapa: Maratón de Sevilla (Feb_17)
  • Segunda etapa: Ironman de Vitoria (Jul_17).

Para lograr cada una de las etapas, iremos dando pequeños pasos en forma de carreras. Daremos pasitos de 10km y 21km para lograr la primera etapa, y participaremos en distancias olímpicas / medias distancias (triatlones) para preparar la segunda.

Lograr nuestro objetivo final no va a ser fácil, lo sé, pero está claro que si no lo intento nunca sabré si somos capaces de conseguirlo. Al igual que hemos hecho hasta ahora, iremos poco a poco, pasito a pasito. Lo primero dar un paso, luego dos… y así poco a poco hasta alcanzar la meta. Si por alguna circunstancia no llegamos a alcanzar el objetivo, de una cosa no tendremos duda, y es que nos habremos dejado la piel en el intento.

En próximos post, además de dar información sobre cómo y donde se pueden hacer las aportaciones, os iremos dando detalles de las carreras en las que vamos a participar. Ni que decir tiene que todo el que quiera acompañarme en alguna de las pruebas es más que bienvenido (ya sé de algún “loco” que estará a mi lado en Vitoria) y el que no pueda, que no se preocupe, le llevaré en el corazón como hago siempre, eso es lo que me da la fuerza para seguir adelante cuando las cosas se tuercen…

Un abrazo
NG